Acerca de...



NOSOTROS Y.....


CONVERTIR LAS IDEAS EN REALIDAD
Todo comenzó en un acto de sinceridad, donde me dedique algunas horas a pensar, en lo que en verdad me gusta hacer, pues a eso quería dedicarme. Desde pequeña siempre me sentí atraída hacia esos retazos de madera, que me dio de regalo mi padre, con ellos construía diferente formas y estructuras con lo cual me entretenía durante horas. Sumado a la atracción por mi estuche de 120 colores de Berol Prismacolor, el más codiciado de la época. Con el cual pintaba y me soñaba haciéndolo muy bien. Allí se origina todo, si les hablo con sinceridad. Siempre me gusto pintarlo todo de color y tenia una inclinación hacia las manualidades, los bordados, tejidos, costura y cerámicas entre otros, presentes en mí educación, a través de mis Tías materna y paterna. A las cuales les agradezco su buena influencia. Eso de pintarlo todo de color y soñar con hacer cosas en madera siempre fue una constante en mi vida y me hace muy feliz. Por lo cual concluí que me encontraba en el mejor momento para emprender un proyecto fascinante, ser diseñadora y fabricante de mobiliario.


Pues si, el mejor momento de mi vida para hacerlo, estaba sin empleo, sin dinero y con un local muy deteriorado pero muy bien situado, que podía usar de taller. Contaba con retazos de tabla, pinceles y pintura. Recursos que me permitieron romper la barrera de la idea a la realidad. De inmediato comencé a pintar mis vírgenes en arte ingenuo, que se vendieron con mucho esfuerzo y represento el punto de partida de un modelo de negocio y de vida. Yo pintaba y mi hermana los vendería, pero esto nunca sucedió, pues ella se me escondió por la vergüenza de exponerse a la venta en un estacionamiento de la Av Tachira, avenida de los ricos, dejandome sola en el emprendimiento.

De lo más sencillo a lo más elaborado fue el camino trazado, todo en un proceso constante de auto aprendizaje y búsqueda de la fuente del conocimiento que necesitaba, ya que no era carpintera. Una disciplina inquebrantable y una constante autoevaluacion y ajuste de los objetivos propuestos, dio como resultado, piezas muy hermosas y coloridas que lograron capturar la atención y curiosidad del publico Guayanés, que circulaba por aquella esquina de la Av. tachira de nuestra amada Ciudad Bolívar, Edo. Bolívar, Venezuela. Lo cual disparo nuestra iniciativa de modelo de negocio. La demanda del publico impulso al siguiente paso, conformar un equipo de trabajo, capaz de acompañarme en el emprendimiento. Así se incorpora Julián Quintero de nuestro hermano país Colombia, como carpintero y marquetero. El Sr Luis Rivas, Venezolano, con mas de 20 años de experiencia como maestro ebanista. La Srta Sandra Ocampo, de Colombia, en el departamento de decoración y elaboración de accesorios.


Así nace Artesanías Di Benedetto, un modelo de negocio rentable, convertido en realidad, con muy poco capital, un gran equipo humano y una gran motivación, pues cuando la necesidad agudiza el ingenio, los resultados son extraordinarios, es hora de tener referentes emprendedores que nos inspiren modelo.

Y como el merengue lo llevamos en la sangre, ahora con presencia en el mejor escenario de oportunidades para crear valor, República Dominicana. Replanteando nuestro modelo de negocio, con la próxima apertura de nuestra tienda on line, donde podrás realizar tus pedidos vía Internet. También la apertura de un Showroom, Galeria de Arte, un Taller de Pintura, de Carpintería y un Estudio. Todo de la mano de artesanos, carpinteros y pintores Dominicanos.